lunes, 21 de marzo de 2011

Fuerza de Voluntad

Para todos aquellos que se justifican con la insulsa y sencilla frase: “Es que tú tienes mucha fuerza de voluntad” cogiendo ellos el camino fácil, haciéndote sentir como una completa imbécil y desmereciendo de un plomazo el esfuerzo personal y la superación de uno mismo, yo les explico que…


FUERZA DE VOLUNTAD con mayúsculas porque es lo que se merece, es tener varios trabajos y que ninguno sea de lo que has estudiado, por lo que has sacrificado varios años de tu vida yendo a la universidad y estudiando como una cabrona, pero a pesar de ello lo das todo. Fuerza de Voluntad es mantener la sonrisa al que te dice “que ya es hora de que te busques un trabajo” y además estarle agradecida por enseñarte que hay trabajos de verdad y otros de mentira y que por lo visto los tuyos, todos los que tienes, son del 2º grupo, sin olvidar que llevas 10 años “No trabajando” y tienes cotizados 9 meses.


Fuerza de voluntad es estudiar en tus horas libres entre trabajo y trabajo para unas Oposiciones que ni siquiera sabes si saldrán, y entre todo eso escribir todos los días algo de ese libro que estás intentando publicar a pesar de tener presente que es casi imposible, pero no abandonas. Fuerza de Voluntad es vivir con tus padres con 28 años y saber que no puedes independizarte, aguantando lo que ya no va acorde con tu edad día tras día sin venirte abajo. Fuerza de voluntad es seguir intentando llegar a ese listón que cada vez está más alto. Fuerza de voluntad es darte cuenta que la gente cambia y mucho, pero tú no dejas de creer en la amistad.


Fuerza de voluntad es depilarte en invierno y ponerte tacones de aguja. Fuerza de voluntad es desmaquillarte, ponerte la crema de día, la de noche, la del cuerpo, la de la cara, el contorno de ojos, el aparato de los dientes para dormir, es arreglarte el pelo a las mil de la noche cuando ya casi se te cierran los ojos.


Fuerza de voluntad es llevar 100 millones de cosas para adelante y que 99 sean desinteresadamente, es recibir a tu novio con todo tu cariño después de haber tenido un día de mierda. Fuerza de voluntad es mirarte al espejo recién levantada sin haber dormido apenas y decirte a ti misma que tienes arreglo, venga, ánimo.


Fuerza de voluntad es rutina, rutina, rutina, rutina con la cabeza bien alta.


Fuerza de voluntad es madrugar para ir al gimnasio y machacarte sabiendo que después tienes que volver porque vas 2 horas al día, 13 horas a la semana. Fuerza de voluntad es llevar toda la puta vida a dieta y no llegar nunca a tu puñetero peso ideal, pero no lo dejas y te comes una ensalada en el McDonald y te llevas una manzana al cine. Fuerza de Voluntad es saber que hagas lo que hagas siempre has sido gorda, eres gorda y serás un cadáver gordo… porque es el metabolismo que te ha tocado y te jodes y te aguantas pero ¡¡Sigues coño!!


Pero no os preocupéis, no siento pena por mí, ni me siento desgraciada, ni me estoy auto compadeciendo, porque con mis trabajos de mierda, mis kilos de más y mis millones de  etcéteras… me siento ABSOLUTA Y JODIDAMENTE ORGULLOSA DE MI MISMA…

1 comentario:

  1. siento ser vulgar pero: ole tu! y ole tus ovarios! eres una persona a la que hay qe admirar en serio! :) me encanta todo lo que escribes y me encanta como eres..si ese libro que escribes, tienes la suerte de que te lo quieran editar, en serio avisame y dame el título, por que me encantaría leerlo :)
    un saludo! ^^

    ResponderEliminar

Comentas??? Genial ^^ Tu opinión Siempre cuenta!!!