martes, 7 de junio de 2011

...esa sensación...

  Conocéis esa sensación que sentís cuando empezáis a hacer algo que os encanta… algo que os apasiona, como empezar a leer las primeras páginas de un libro que estabais deseando tener, terminar las últimas líneas de lo que estáis escribiendo y saber que está perfectamente terminado, cuando se apagan las luces en el cine y esperas esa peli con la que llevas no sé cuánto tiempo soñando, poder escuchar esa canción una y otra vez y sentir eso, sentirlo y que te recorra, incluso que sonrías o que llegues a llorar.
  Cuando la multitud se abre y aparece y le ves, tu cara comienza  a ascender en una sonrisa lenta y te llenas los pulmones de aire y levantas los brazos.
   Quiero poder domar mis impulsos, poder tener esa intensidad a mi antojo, quiero ser capaz de emocionarme de esa manera siempre y para siempre, que la creatividad de mis sueños me persiga para poder sentirme así, especial, llena de lo que sea eso, como lo quieras llamar, felicidad, amor, yo prefiero llamarlo ilusión, esperanza por lo que va a pasar, por lo que podrías llegar a hacer, a ser, quizás a veces pienses que ya no hay más, pero siempre lo hay, por qué no podemos llegar a cumplir nuestros sueños… a ser quien queremos ser, más fuertes, más grandes, más listos, mejores, pero solo mejores para nosotros mismos, cumpliendo lo que realmente esperamos de nosotros, porque yo quiero ser lo que espero ser, porque todo lo que me propongo aunque no pueda terminarlo no lo dejaré y luchare en el intento, en el proceso de terminarlo, de terminar mi camino y al cerrar los ojos y con ilusión comenzar a relatar las primeras líneas de mi vida vuelva siempre a tener esa sensación, esa mágica ilusión que te recorre cuando la satisfacción de lo que te gusta te hace feliz, complacida, en paz conmigo misma y con todo lo que he hecho, sin dejarme absolutamente nada atrás.
  Quiero ser grande, dejar huella en la Historia y que mis seres queridos me recuerden para siempre como alguien fuerte y poderosa que luchó con dientes afilados por sus fantasías, trabajaré duro, cuidaré mi cuerpo y mi alma para quererme por quién soy y no por lo que pude llegar a ser, quiero que el espejo me devuelva una imagen real, aquí y ahora, porque lo sé, porque quiero y porque Yo puedo. Las limitaciones de la vida ya son demasiadas como para ponernos nosotros mismos más barreras. Lo que sea, lo que quieras, propóntelo y hazlo. Pienso luchar por mi sensación de plena satisfacción toda mi vida.

   Os cuento un secreto, quiero ser muchas cosas en esta vida y pienso serlas todas.

  Bss de color Violeta…

6 comentarios:

  1. P.E.R.F.E.C.T.O. :)
    Tienes toda la razón en todo, quiero tantas cosas de las que dices.. :$

    En fin, Besotes Violeta!
    Te quiero !

    ResponderEliminar
  2. yay! si amo esa sensación o.0 jaja yay! eso hay que luchar por nuestros objetivos sin herir a los demas ;)

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por pasarte por mi blog, el tuyo es precioso!! me encanta lo que dices en el último párrafo, de dejar huella en la historia y en los que nos rodean... con un poco de suerte, ambas lo conseguiremos^^

    ResponderEliminar
  4. Yo también me siento identificicado.
    Me gusta mucho el blog, te sigo :)

    ResponderEliminar
  5. Re lindo!!! Te espero por mi blog!!!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo, dejar una huella, siempre sin dañar a los demás. para así sentirte profunda y tranquilamente feliz.

    saludos... un abrazo.

    ResponderEliminar

Comentas??? Genial ^^ Tu opinión Siempre cuenta!!!